26 Jul

carne-01

¡Presta atención a los siguientes datos que tenemos para ti! El organizar una parrillada y preparar las carnes como se debe, puede hacer que salgas del friendzone de inmediato.

  • Lo primero que tienes que hacer es elegir un buen carbón. La proporción es de 1 kg de carbón por cada Kg. de carne.
  • Para que no pases vergüenza debes de colocar unas bolas de papel debajo del carbón, ¡Sí! Bolas de papel, haznos caso mi querido Don Pedrito. Siempre deja espacio para que haya oxígeno, puedes ayudarte de una secadora de pelo, con la secado la prendes en 5 minutos.
  • Si tienes un mechero incrústalo entre el carbón para que encienda la mayor cantidad posible, si notas que saltan muchas chispas debes agregar más carbón.
  • Espera que el carbón se haya convertido en brasas para poner la carne sino la vas a volver a quemar, tómate una cerveza y ponte a conversar 30 a 40 minutos como para ir sazonando el ambiente. Tú sabes…

carne-a-la-parrilla

  • Imagino que quieres quedar como el Máster Chef de la parrilla así que te recomiendo algunos tipos de corte parrilleros para que quedes como típico charrúa: Bife ancho, bife angosto, lomo fino, cuadril y picaña. Un asado de tira también es infaltable.
  • De todas maneras tienes que tener sal gruesa para que no haya pierde con la sazón.
  • Ten en cuenta que las carnes de cocción rápida se salan al momento de darles vuelta, ¡Ojo! Estamos hablando de la carne bandido.

Mientras más gruesa es la carne debes de colocarla en el lugar más caliente de la parrilla, obviamente controlándola y echándole sal por un solo lado. No debes voltear la carne más de una vez así que concéntrate sino te vas a poner a comer pan con mantequilla no más.

El tipo de cocción va a depender exclusivamente del gusto de quien te acompaña, en este caso para que vayas agarrando cancha puedes ofrecer una cocción en término inglesa, medio, ¾ o bien cocido.

carne-05
En criollo para ti que no sabes ni hervir agua, termino inglesa es como para Hannibal Lecter, término medio es el ideal ya que tiene harto jugo, ¾ ya no tanto y pierde sabor y bien cocido es como para que ni se te ocurra dársela a tu abuelita, lo más probable es que te salga más cara la dentadura. A la hora de servir, ¡Lúcete!
Siempre en porciones pequeñas.

Los chorizos son básicos también y quedan mejor asados si los ubicas en las orillas de la parrilla. No te emociones que es para compartir.

Si piensas acompañar con una guarnición de verduras asadas, déjalas un largo rato en las zonas de la parrilla donde el calor sea menos intenso.

Y finalmente para acompañar, abre un buen vino Merlot y si ya hay confianza ¡destapa la cerveza campeón!

Deja un comentario